jump to navigation

La posibilidad de mejora cualitativa de Smart Cities a través de la Justicia Abierta 17/11/2015

Posted by El Blog de Estratic in Colaboración, e-Government, Innovación, Justicia Abierta, Open Judiciary, Smart Cities, Smart Government.
trackback

NY Midtown Community Court

  • Sobre las ciudades y territorios inteligentes

Se está avanzando hacia un concepto integral de territorio inteligente, donde es fundamental trabajar de forma sostenida en la resolución definitiva de los problemas del conjunto de la sociedad. Obviamente la tecnología podría ser un factor de ayuda (no debemos olvidar que el modo en que se utilicen las tecnologías, podrá llevar aparejados resultados positivos o negativos, dependiendo de cómo se utilicen).

Afortunadamente superada la perspectiva exclusivamente tecnológica de las Smart Cities, se profundiza cada vez más también en la perspectiva social, que supone hoy día una parte sustancial del concepto de ciudad inteligente, donde la colaboración entre instituciones públicas, organizaciones privadas y academia, pero también con la ciudadanía, puede suponer un importante valor añadido para resolver los problemas existentes en los núcleos urbanos (Jiménez, 2014).

Dentro del concepto de Smart City, los aspectos sociales se encuentran conectados íntimamente –entre otras- con diversas características que Giffinger et al. (2007) agrupan bajo las componentes de Smart Living, Smart Governance o Smart People. En este mismo sentido, autores como Nam y Pardo (2011:288) dan también especial relevancia a los elementos sociales, y la importancia de comprender las complejidades de las ciudades, subrayando la necesidad de una perspectiva socio-técnica para las Smart Cities, desde una perspectiva sistémica que permita una visión holística de las problemáticas, complejidades e interconexiones entre actores, factores técnicos y sociales, entre otros.

Por otro lado, en cuanto a las instituciones públicas y su proximidad a la ciudadanía, es en el contexto de los núcleos urbanos -y, dentro de éstos, en sus comunidades y distritos- donde las instituciones del Estado pueden ser más accesibles para el ciudadano y lograr mayor proximidad al mismo, y donde dichas instituciones pueden entender mejor tanto las problemáticas que la ciudadanía padece, como las causas que las generan. Estas causas –lejos de encontrarse aisladas en silos e inconexas- son complejas e interconectan diferentes factores, siendo necesaria la mencionada perspectiva sistémica para poder abordarlos adecuadamente.

Así, pensando en el bienestar del ciudadano y en la mejora sostenida de las condiciones de vida del mismo en los núcleos urbanos, una perspectiva estratégica y de políticas públicas es uno de los primeros elementos necesarios en el planteamiento de las ciudades inteligentes. De ello dependen aspectos como delincuencia, la inclusión social o la convivencia, como parte crítica en la mejora de la calidad de vida, y que tendrá impacto -entre otros aspectos- en planos como la economía o el empleo.

En todo caso, tal y como Negre et al. (2015) señalan, hoy se coincide de forma general en que una Smart City es un espacio urbano que tiende a mejorar la vida diaria de sus ciudadanos, lo cual supone una mejora desde diferentes puntos de vista (social, político, económico, gubernamental, etc.). Por ello, ya podemos intuir que aspectos como los que el ámbito de la Administración de Justicia y el Poder Judicial tratan, podrían encontrarse también íntimamente interconectados en el ámbito que aquí abordamos, buscando su proyección en el contexto más cercano posible a la ciudadanía.

En este sentido, efectivamente, nosotros entendemos que se pueden dar los factores necesarios para poder considerar al concepto de apertura de la Justicia, como un serio candidato a sumar para el bienestar de las ciudades y sus ciudadanos, ya que un concepto de apertura de la justicia podría aportar interesantes factores en pro de soluciones sistémicas. A continuación lo explicamos a través de un ejemplo.

  • El concepto de Justicia Abierta como factor coadyuvante para la inteligencia de ciudad

Tal y como recogíamos en Jiménez-Gómez (2014:18) definimos el concepto de Justicia Abierta (en inglés, Open Judiciary) como “la extensión de la filosofía y los principios del Gobierno Abierto (especialmente transparencia, participación y colaboración) aplicados al ámbito de la justicia y, por tanto, adaptados al marco contextual característico de la justicia”.

La modernización, la apertura y la proximidad a la ciudadanía son aspectos reconocidos como necesarios, cada vez más, por parte de las instituciones públicas, incluyendo el ámbito de la justicia, donde aspectos como la innovación y la colaboración pueden cobrar especial interés. Lo anterior viene refrendado por el recientemente aprobado objetivo 16 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas, orientado a promover sociedades pacíficas e inclusivas para el desarrollo sostenible, facilitar acceso a la justicia para todos y crear instituciones eficaces, responsables e inclusivas a todos los niveles.

En el contexto de la proximidad de los tribunales al ciudadano y la comunidad, en nuestra opinión merece la pena mencionar aquí una suerte de juzgados de proximidad: los tribunales orientados a la resolución de problemas (Problem-Solving Courts). Como se explica en Jiménez-Gómez (2015), el caso Midtown Community Court en Nueva York -tribunal experimental creado para hacer frente a la delincuencia de bajo nivel en la zona de Times Square- se orienta totalmente a la colaboración con la comunidad. Centrado en casos de delitos menores, las sentencias que se dictan por el tribunal se llevan a cabo a través de servicios a la comunidad donde se cometieron los delitos, proporcionando servicios sociales para hacer frente a necesidades subyacentes. La tecnología jugó también un rol importante.

El tribunal comienza inicialmente en 1993 como un piloto, y la colaboración cubrirá un amplio grado de relaciones, que comporta desde la tolerancia y reconocimiento mutuo hasta el partenariado. El interés de esta figura radica en la búsqueda de estructuras perdurables a través de las cuales, tribunales y comunidad (organizaciones locales o ciudadanía, en general, dentro de un área específica) puedan hablar y trabajar por la comunidad, de manera colaborativa.

Los resultados hacen que este piloto acabe dando lugar a un modelo colaborativo con un impacto enorme. Esta iniciativa orientada a mejorar la Administración de justicia y contribuir a la mejora de la calidad de vida de la comunidad, ha sido monitorizada y evaluada. Continuando operativo actualmente, el ahorro de costes que esta iniciativa supone para Nueva York se estima en torno a 1,2 millones de dólares al año.

El éxito de esta “incubadora judicial” en la reducción de la delincuencia y los ingresos en prisión, llevó a la Administración -con el apoyo del máximo responsable del Poder Judicial en el estado de Nueva York- a la creación de un centro que serviría como motor permanente de la reforma de la justicia en el Estado de Nueva York, a través de la innovación. Asimismo, este tribunal fue uno de los primeros en incorporar las tecnologías informáticas en el juzgado, para tener la información actualizada.

En definitiva, encontramos elementos como la innovación, la tecnología, la colaboración, el beneficio de la ciudad –y más específicamente de un barrio o distrito- y la mejora en la calidad de vida de sus ciudadanos, la optimización de los recursos públicos, la eficacia, la eficiencia… factores todos ellos muy relacionados en las referencias de los análisis en el contexto de las Smart Cities.

Para citar éste fragmento: 

Jiménez-Gómez, Carlos E. (2015). La posibilidad de mejora cualitativa de Smart Cities a través de la Justicia Abierta. En El Blog de Estratic. 17 de Noviembre de 2015. Disponible en https://estratic.wordpress.com/2015/11/17/la-posibilidad-de-mejora-cualitativa-de-smartcities-a-traves-de-la-justiciaabierta

  • Referencias

Giffinger, Rudolph, Fertner, C., Kramar, H., Kalasek, R., Pichler-Milanovic, N., & Meijers, E. (2007). Smart cities-Ranking of European medium-sized cities. Vienna University of Technology.

Jimenez-Gomez, C. E. (2015). Colaboración públicoprivada y apertura de la justicia. VI Congreso Internacional en Gobierno, Administración y Politicas Públicas. Madrid, España. Octubre de 2014. GIGAPP IOIUG.

Jimenez, C. E. (2014). “Smart Government”: un paso más allá del Gobierno Abierto. In XIX Congreso Internacional del CLAD sobre la Reforma del Estado y la Administración Pública. Quito, Ecuador. Noviembre de 2014.

Jiménez-Gómez, C. E. (2014). Justicia Abierta: transparencia y proximidad de la Justicia en el actual contexto de Open Government. Barcelona: Centro de Estudios Jurídicos y Formación Especializada del Departamento de Justicia. Generalidad de Cataluña.

Negre, E.; Rosenthal-Sabroux, C.; Gasco, M. (2015). A Knowledge-Based Conceptual Vision of the Smart City. En 48th Hawaii International Conference in System Sciences (HICSS) (pp. 2317-2325). Enero de 2015. IEEE.

Nam, T. y Pardo, T.A. (2011). Conceptualizing smart city with dimensions of technology, people, and institutions. En Proceedings of the 12th Annual International Digital Government Research Conference: Digital Government Innovation in Challenging Times (pp. 282-291). ACM.

 

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s